Latest Entries »

Contigo aprendí a volar rápido, sin embargo no me di cuenta que lo único que hacía era estrellarte. Egoísta. Egoísta fui. Egoísmo por cobardia, sentimientos prohibidos pero sinceros que de tanto amagarse por temor se vuelven egoístas, como el amor que por ti sostuve, disfrazado por cobardia, pero sincero. 

Suspiros que se leen en una pantalla sabiendo que no se puede pasar toda la vida intentando evocar algo irrepetible, y sin embargo, rememorar esa verdad disfrazada de mentira y cobardía es es el único consuelo, porque es algo irrepetible.

Déjame hablar, déjame contarte todo y ante todo…perdóname ante todo el daño que te he hecho e hice. No fue mi intención, fue fruto de mi cobardía…sin embargo, te lo reitero! todo fue sincero! Ni siquiera hoy en día, transcurrido tanto tiempo logro explicar que pasó, jamás me había pasado, no encuentro explicación, ni etiqueta, tan sólo algo tan simple como enamorarme de alguien que me enamoró…y creo que pese a TODO es lo más sincero que me ha ocurrido es esta vida.

Yo no quiero que mis palabras influyan en ti, tan sólo necesito darte una explicación pues la mereces, una explicación que no influya en tu pensamiento, después me iré por donde he venido. Jamás planeé esto, aunque tuve que planear mentiras para disfrazar la verdad. No merezco tu perdón, pero si….déjame explicártelo todo. 

Te amé tanto…me dabas tanta seguridad y valentía y sin embargo mi maldito ego cobarde, mi miedo, mi inseguridad y el qué dirán vencían la hermosa, confortable y cálida burbuja que me ofrecía tu cariño…tu cálido y sincero abrazo frente a mí insegura y temorosa inseguridad, frente a mi disfraz. Tú siempre sincera, yo disfrazándolo todo.

Por eso te comparaba con las estrellas, tu brillabas igual, sin miedo…yo me ocultaba en la cara oscura de la luna. Naufragué en todas tus sonrisas, en las mareas de tus gestos, no fui capitán valiente, por eso jamás merecí que me lanzaras un salvavidas.

Y aún ahogándome te pido que, jamás, jamás pienses, que mis sentimientos no fueron sinceros, pues esa fue la única realidad! GRACIAS POR TANTO A CAMBIO DE TAN POCO.

Súper cutre 

Lo siento. Y siento que DEBO ser la primera persona que dice lo siento y la última. Lo siento en un futuro, y, lo siento y sufro principalmente en un presente  por ser todo fruto del pasado. De mi mentiroso pasado. Aunque no lo merezca, créeme por favor, pues te lo digo con mi poco corazón en la mano. No busco tu perdón, ni el de nadie! tan solo la quietud de tu alma. Tan solo me importas tú!

Siento no haber estado ahí para ti, y lamento no haberte escuchado, cuando más me necesitabas, jugando a una verdad disfrazada de mentira porque te amaba y tenía miedo a que lo supieses….qué hermoso era amarte! Sucumbir a tus miles de encantos! Sin embargo…tan difícil era amarte….tan difícil y dañino ver como no te amaban…como buscabas el amor en los primeros labios que se te ofrecían…tanto dolor al verlo, tan magna mi interpretación de indiferencia…y sin embargo, seguí tus pasos, olvidar al son de otros labios. Para mí no funcionó, pero claro, era yo quien te amaba, no tu.

Tenías razón y tenía derecho a la locura! Como hubieras reaccionado tu? Dime! Jamás he querido recibir tus disculpas, ya que ni las he merecido nI necesarias son, fui feliz al verte acompañada, tuve esperanza de ver tu felicidad, y la vi!!! Y hoy mis dientes se rompen de rabia al apretar la mandíbula y pensar que no te merecía. 
Yo jamás te merecí, ni te mereceré, soy muy poca cosa y lo nuestro no puede ser.

Sin embargo siento cuánto te lastimé! Y aunque no creas que siempre intenté esquivar hacerte mal, me dejé llevar por el egoísmo de sentirme bien. De, quizás, por primera vez en mi vida, sentirme bien. Sentir AMOR, así, en mayúsculas. 
Sin embargo, esto no sirve para nada a día de hoy! ¿Quererte?…claro! Te quiero! Una bendición que el cielo me otorgó! Una maldición que me entierra en vida! Y te estoy diciendo que lo siento por todos mis errores, te estoy diciendo que me ilusione con una ceguera inexistente, el absurdo pensamiento perfecto entre dos adverbios,tu y yo. Unos adverbios que jamás tuvieron la oportunidad de conjugarse juntos .
Yo soy todas las estupideces! Sin embargo, te sigo sintiendo en mis profundidades…cuántos, tantos errores… pero así es la vida. Nadie es perfecto, y yo soy el perfecto ejemplo de la imperfección, por eso lo siento, lo siento tanto…

Perdóname, por favor. Podriamos hablar y hablar de mis errores…cambiar las cosas a la normalidad. Aunque normales nunca fueron mis errores, ayúdame a intentarlo. Es lo único que quiero, es lo único que necesito, pero…yo no me necesito…envíame de retorno al mar, a la peor tormenta, a la peor nevada, al peor volcán….tan sólo me importas tú.

Te quiero, muy y mucho, y aunque te haya hecho cosas que te hayan dolido, fruto de mi cobardia, a día de hoy, te sigo queriendo muy y mucho y sin cobardia! Y mil veces te lo diría cara a cara! Eres mi único camino, pese a que tu senda jamás será piadosa para mí…!
 Más Te advierto, tengas cuidado con las trampas de la selva de asfalto, esos alacranes disfrazados de fieles gatos…

Y agitaré mi látigo por ti! Como un cutre Indiana Jones…pero por ti!
Gracias por haberme querido algun minuto.

No queda nada aquí
por hacer… nada;
ni nada que ofrecer
que no tengas ya.
En el columpio azul
de tus besos metálicos
me quiero abandonar
como un animal.
Con la piel quemada
por el sol
el salitre y el amor.
Correr y atravesar
mil vidas grises de gente gris.
Correr y abandonarlo todo.
Correr y delirar
siempre a tu lado dulce amor.
Llegar hasta el final de tí.

Va siendo hora de llegar al final de todo, va siendo hora de confesarte y pedirte perdón aunque no lo busque pues no lo merezco, tan solo disculparme por el daño, ya que es lo que me atormenta, el daño que pude hacerte, el daño que mi cobardia te hizo…

Y ojalá pudiese decirte, que mi mentira, escondía un millón de verdades.

““Sin darme cuenta yo te esperé toda mi existencia, todo lo que siempre soñé eres tu” 

(Rubytates.-Fragilidad)


Contigo aprendí a volar rápido, sin embargo no me di cuenta que lo único que hacía era estrellarte. Egoísta. Egoísta fui. Egoísmo sincero, como el amor que por ti sostuve, egoísta, cobarde, disfrazado…. pero SINCERO Y REAL.

Déjame hablar, déjame contarte todo y ante todo…perdóname por todo el daño que te he hecho e hice. No fue mi intención, fue fruto de mi cobardía…pero el sentimiento, créeme fue sincero! 

Ni siquiera hoy en día, transcurrido tanto tiempo logro explicar que pasó, jamás me había pasado, no encuentro explicación, ni etiqueta…solo algo tan simple como enamorarme de alguien que me enamoró…y no me pesa nada de los pese a todo, ya que, sin esperarlo, es lo más real, bonito y verdadero que me ha ocurrido es esta vida.

No quiero que mis palabras influyan en ti, tan solo quiero darte una explicación, la mereces, una explicación que no influya en tu pensamiento, después me iré por donde he venido. Jamás planeé esto, aunque tuve que planear mentiras para disfrazar la verdad de quererte. No fue fácil. No merezco ni tu piedad ni tu perdón, ni tan solo los busco! pero si, por favor, déjame explicártelo todo. 

No quiero que suene romántico, pero me conoces, y te juro que esto son suspiros plasmados en una pantalla, sin Ventolin y sabiendo que no se puede pasar toda la vida intentando evocar algo único, y sin embargo….rememorar esa verdad disfrazada de mentira y cobardía es mi droga , porque fue y es algo irrepetible…simplemente, SENTIR. Gracias por hacérmelo hacer.


No merezco tu perdón, pero déjame explicarte!

Eres las poesías que dejé en papeles, libros, fotos, y en tu piel. Eres parte de mi.

Si el tiempo está en las sombras, y se olvida de las puestas de sol … puedo vivir más tiempo?” me despierto frío en una casa oscura, me despierto en un sudor frío y solo. No tengo nada delante de mí, pues NADA es tu ausencia. Reprimido, oprimido, estresado, deprimido….Seguramente estoy confinado y a veces muero.

Al despertar de nuevo decido sentarme en mi cama ,en la oscuridad, y dentro de lo negro que es mi conciencia y mis pensamientos, mi existencia, reflexiva del negro, se convierte en ser con la ausencia de luz. No habría nada que pueda calmar los dolores de mi corazón.

Con que facilidad se dejan caer los recuerdos, Así es como se siente vivir en la felicidad forzada,atrapado en medio de una canción de amor sin final feliz pues la angustia sigue llegando, no hay final feliz. Mi alma se desvanece atrapada en esa canción de amor sin final feliz, queriendo y sonriendo …Pero por dentro sigo llorando.

No hay necesidad de sembrar más semillas pues el suelo está envenenado. ¿Dónde está mi felicidad? ¿Es algo que tengo que buscar? ¿O va a venir a mí cuando menos me lo espero?

Aulla el viento con un suspiro amargo en una tierra cubierta de ríos congelados que contienen mis lágrimas heladas. Ráfagas de emociones y el alma empapada por una tormenta de granizo de autocompasión.

Entumecidas las fronteras de mi corazón por las ventiscas de pena. La dureza de la tundra se quema a través de la carne y los huesos y se hunden en mi alma suspendiéndola en un invierno interminable donde me congelo en anhelos afilados de malicia glacial.

Hace mucho frío aquí, pero recuerdo tiempos mejores, cuando el aire fresco giraba alrededor de mí abrazándome como a un viejo amigo en lugar de pasar a través de mi, con una ráfaga tan implacable que me produce escalofríos y dolor en las articulaciones.

La captura de los cristalinos copos de nieve con mi lengua se funde en algo salado y dulce a la vez y acaba
en éxtasis con un escalofrío ….entonces un suspiro.

Me sorprendo imaginando ser su amor absoluto, el único calor dentro de este abismo blanco, mi paraíso helado.

No importaria el frío mientras estuvieses abrazada a mi espalda y ambos mirásemos los pálidos cielos azules.

Mi faro aún son tus besos

Tu recuerdo es la esencia que suelo utilizar a diario, tu nombre es la respuesta a todas mis sonrisas, pero mi corazón tiene huellas de tempestad que dejaste en tu pasar, porque ahora tu nombre es el otoño que me deja desnudo, sin hojas, a merced del frío.

Todos los días invento una nueva mentira para poder decir que estoy feliz, pero no puedo olvidar tu espalda, cuando tus lunares eran simples puntos, que a punta de besos,se volvían suspensivos y la noche tenia el sabor de nuestra piel, el aroma de nuestra pasión y el brillo de tu mirada.

No sabia que tus besos, siendo tan dulces me iban a envenenar.Pensé que las palmas de tus manos iban a estar enlazadas a las mias, no que se soltarian para decirme adiós. Cambiaría mis días por volver a ser el dueño de tus noches, por volver a amanecer envuelto en tu piel, pido a las estrellas sus colas de cometas, para volver a enredarme en tus noches mas oscuras.

Mi mirada son las manos de mi imaginación, con ellas te he acariciado mil veces. Porque tan sólo así puedo acariciarte ahora, a escondidas, con la mirada. Eres las poesías que dejé en papeles, libros, fotos, y en tu piel. Eres parte de mi.

Con que facilidad se dejan caer los recuerdos…

Noviembre agridulce

Los domingos se desmoronan a mis pies, el frío invade mi mirada, los silencios llevan tu nombre, la soledad inunda mis ojos, todas las guerras que inicio las pierdo, noviembre llora conmigo.
El otoño recuerda tu perfume y la lluvia imagina tu sonrisa, sus gotas buscan tu piel pues son las lágrimas que por ti derramo.

Noviembre nunca ha estado tan triste. Se van las nubes, anochece y en lo alto aparecen millones de puntitos brillantes, como si alguien hubiese lanzado purpurina sobre el oscuro y frío cielo, cada par de estrellas es un par de ojos q miran, busco los que más brillan, porque se que son los tuyos…. Quisiera recorrer los lunares de tu espalda uniéndolos en constelaciones infinitas.

Quiero que me quieras, quiero ser yo entre tus brazos, quiero que seamos uno, el significado de la palabra plural. Seísmo de sombras, cierro los ojos para imaginarte y comerte con las retinas. No se puede Construir el amor en un castillo de naipes, ahora un océano inmenso de agua y sal se interpone entre tu y yo y noviembre llora.

Leve caricia de la noche, loco furor de las estrellas…A veces, si el tiempo no puede cerrar las heridas del corazón, el coágulo queda incrustado en lo más hondo del alma y allí permanece, hasta que se reabren y se limpian con esmero. Pero hay ocasiones, cuando ni el más virulento de los amores justifica el afilado cuchillo, que esa cura no puede venir más que de uno mismo.

Y Noviembre está triste.

Esta noche habrá lluvia, se siente en el cielo, se escucha en sus vientos. Lágrimas. Quiero ser la calma de tú tormenta. Hoy tampoco tengo ganas de olvidarte, con cuantos recuerdos se llena el pecho?

Hoy no tengo letras que compartir, solo se me ocurre cerrar los ojos y entrar en esa oscuridad inmensa donde aún sigue paseando tu imagen. Das largos paseos en mis insomnios, insomnios provocados por tu ausencia, anhelo aquellas noches en que sobre tí, dibujaba sonrisas, ahora solo te pinto en olvidos. Se me escapan los “te echo de menos” en cada lágrima, lloro para ahogar los recuerdos.

No hay nada que me envenene mas que mis pensamientos, al sentirla tan en mi alma cuando su ausencia es ese fuego que me consume lento, somos nada aun cuando entre las sabanas fuimos todo. Cuando desnudaba tu alma con versos. Se me ha hecho hábito vivir soñando con lo difícil, con lo inaccesible….contigo.

Para desordenar un presente solo es necesario tu recuerdo, no puede sentir frío un corazón que sangra a menos que sea de noche, mi historia, aunque sangre descontroladamente, es bonita porque te incluye…Espero que algun dia dejes de ser mi hoja y seas mi libro. Hay algunas letras que deberían quedarse para nosotros nada más…Una y otra vez me pierdo en tú recuerdo, anhelo cubrirme con tú calor, hundirme en tus gemidos, gemidos que rompan las paredes del abismo, tan fuertes que hasta callen al viento.

Te recuerdo en canciones, canciones que contienen puñales tras cada nota, tras cada acorde, enséñame a endulzar las palabras pese a la tragedia, pese a que hundan mi corazón hasta el fondo del mar.

Hablemos de vacíos, con silencios, hablemos de esa tristeza que tuve al despertar y pensar que no volveré a ver tu rostro a menos que llegue a ese lugar que me mostraste en mis sueños.

Tu suspiro por las mañanas y la luz en tu interior cuando cae la noche, eso quiero ser.

Nunca he aprendido a despedirme. Tal vez por eso nunca pude decirte adiós, pero nunca me fui….quise ordenar mis ideas, y apurar las palabras que expresaran lo que yo sentía, pero solamente pude conjugar un silencio y una huida cobarde, me empeñé en crear muros en lugar de fabricar puentes.

No se puede matar a un sentimiento que nació de la casualidad, palabras que fueron eslabones que unieron dos almas en la distancia….Érase un pequeño vals que me enseñó a oler de las flores, las espinas.

Desbordabas música en tus letras, y hacías bailar a mi pensamiento. Me regalabas letras, risas y momentos, yo te correspondía con mi sonrisa y mi admiración. Temía mirar los charcos por ver en ellos el cielo gris reflejado, entonces llegabas tu y con tu sonrisa deshacías las nubes tornándolo azul.

Los olvidos no existen, sólo son recuerdos escondidos hasta su nueva aparición. Cuando el amor o la amistad verdadera se despierta en el alma, muchas veces se manifiesta con una lágrima…una lágrima cobarde por el hecho de alejarme cobardemente de quien me dió las mejores sonrisas.

Dicen que las palabras se las lleva el viento, pero el viento no puede llevarse lo que anida en el corazón, esas palabras se quedan punzando en el corazón de quien las dijo y de quien las recibió.

Cada recuerdo revivido es un cielo menos por recorrer, gracias por haberme hecho recorrer tantos cielos.

Como decir hola a quien no dijiste adiós?

DE UN COBARDE PARA UN PEQUEÑO VALS.